7 consejos que mejorarán tu aprendizaje en los estudios

Quizá en el momento más inesperado deseas repasar todo lo que viste durante el semestre
pero ya no se te queda nada, se te es imposible memorizar todo el contenido y lo peor
de todo es que lo has dejado a último momento. Aquí te dejamos recomendaciones que estudiantes universitarios pusieron en práctica durante sus años de estudio.

Cada persona tiene distintas formas de aprender ya sea por medio del audio: Auditivo; a través de las imágenes: Visual o haciendo alguna actividad: Kinésico. No importa cuál sea la forma de asimilar información lo que necesitas es saber cómo estudiar de forma efectiva para obtener buenas calificaciones.

1. Desarrollar técnicas de estudio
Una de las formas más comunes de poner en práctica las técnicas de estudio es subrayar en las lecturas, se te sugiere también que puedas colocar anotaciones alrededor de tu hoja; pero más allá de eso una estrategia que puede funcionarte es ensuciar una hoja  y anotar todas las idea que tengas sobre un tema específico para visualizar en qué estás fallando y en que necesitas profundizar.

No está de mas darte la sugerencia de crear fichas de estudio que puedes crearlas tú mismo con hojas de papel de colores dobladas a la mitad o como tú lo desees, hacer cuestionarios, repasar los ejercicios hechos en clase, utilizar distintos formatos de mapas mentales, y tratar de retener lo que estas leyendo.

2. Escoger el lugar adecuado
La tecnología y el internet han perjudicado la concentración de los estudiantes, pero para optimizar el tiempo de repasar lo que necesitas es encontrar un lugar muy iluminado, de preferencia que no tenga algún distractor o un adorno que se mueva, de lo contrario en el intento de mantener tu atención en las hojas divagarás en otras cosas. Lo más importante es desconectar tu plan de datos para no interrumpir la concentración.

3. Poner atención en clase
Si se aproxima un examen, no pretendas que se te quede absolutamente todo lo que viste durante un par de semanas en menos de un día, por lo que se te sugiere tratar de no distraerte en el salón de clases con tus amigos; es cierto que a veces es aburrido pero ahorrarás muchísimo tiempo al momento de enfrentarte a un examen en cuanto a estrés y ansiedad. Además hay tiempo para todo, dentro de clase es mejor poner atención.

4. Hacer anotaciones durante y después del período de clase.
Los celulares tienen la facilidad de acceder a muchísima información en cualquier momento ¿Qué tal si grabas al profesor para tener un recordatorio al momento que esté explicando un problema o proceso muy complicado de tal forma que cuando estés desocupado y  entres a la galería de tu celular puedas recordarte de lo más importante.

5. No saturarse de información en un mismo día.
Tu mente también se cansa, no trates de abarcar mucho en poco tiempo, porque como dice la abuelita “el que abarca mucho poco aprieta” trata de utilizar 30 minutos diarios para repasar lo que aprendiste durante el día para asimilar la información por más tiempo en tu cerebro y de esa forma te ayude a memorizar.

6. Despejar la mente practicando algún ejercicio o actividad de relajación
Ya sea el gimnasio o alguna práctica de relajación como el yoga, te ayudará a cambiarle el chip a tu mente, liberarás endorfinas y generarás en tu cuerpo una sensación ligera de bienestar, de esa forma despejarás el estrés y mejorarás tu concentración.

7. Dormir
Tanto tu cuerpo como la mente necesita descansar y reponer energías. No te sobrecargues, date un espacio dentro de tu rutina a una siesta no mayor a 30 minutos después de almuerzo, no más de media hora para que no sufras insomnio.

No existe una receta oficial para ser un buen estudiante, sino todos lo fueran; lo que es importante es ser perseverante, probar distintas formas de obtener buenos resultados y tratar de ser disciplinado. Recuerda que fácil es entrar a la Universidad, el verdadero reto es salir graduado. Lo que se necesita sobre cualquier cosa es la perseverancia.

*Estas