Fundación Castillo Córdova impulsa la economía de cientos de vecinos en Tzununá, en Sololá

Les presentamos el Proyecto de Desarrollo Comunitario Integral Microcuenca Tzununá, que es un modelo integral, replicable y sostenible, con pertinencia cultural y enfoque prioritario hacia el combate de la desnutrición crónica. Es liderado por Fundación Castillo Córdova, brazo social de Cervecería Centro Americana, S.A.

El proyecto consistió  en intervenir las 5 comunidades del municipio de Santa Cruz La Laguna durante 4 años aproximadamente, se puso en marcha una serie de iniciativas que despertaron en los vecinos el interés por emprender sus propias empresas, a través de cinco ejes de acción: salud y nutrición, educación, empresarialidad, gestión ambiental y de riesgos e infraestructura. El proyecto inició en mayo de 2012, luego de una serie de gestiones con líderes comunitarios y el Concejo de Ancianos, lo que contribuyó a que la población económicamente activa pasara del 5 % en el 2012 al 21 % en el 2016.

Incubación de empresas

A través de una alianza con la ONG, Comunidades de la Tierra, se implementó la metodología de negocios incluyentes, lo cual redundó en la incubación de dos empresas: “Producciones Tzununá” y “Producciones Bella Vista”, ubicadas en Tzununá y en Chuitzanchaj. Ambas elaboran una gran variedad de artículos de moda para comerciar localmente y también lograron vincularse con la cadena de exportación de la marca Wakami de Kiej de los Bosques.

Como resultado, al cierre del proyecto 48 mujeres participan activamente en dichas empresas y ahora generan ingresos propios que contribuyen a mejorar la economía de sus familias.

Generación de autoempleo

 

En este componente se contó con el apoyo de Tampico Beverage Inc., que aportó US$ 30,000. A esta donación se le denominó “capital semilla” y sirvió para que empezara a funcionar en Tzununá el programa de microcréditos de la Fundación Génesis Empresarial, con cuyo acompañamiento se establecieron y financiaron diversos proyectos donde hay que recalcalar que hasta la fecha se han creado siete. Una panadería llamada Tzununá, una farmacia llamada Santa Elena de la Cruz, un café internet llamado Yaxón, un restaurante llamado Tzunnuná, una librería, y un proyecto de confecciones y una barrotería. Con el desarrollo de estos micronegocios, 34 vecinos y sus familias se fueron impactados positivamente con los ingresos que generan estas actividades económicas.

 

 

Comercialización agrícola y artesanal

En cuanto a las prácticas agrícolas, el 26 % de la población de Tzununá se dedicaba a la agricultura y el 37 % a la elaboración de artesanías para autoconsumo.

El apoyo de otras instituciones, empresas y demás organizaciones no pudieron faltar:

-Apoyo del Ministerio de Agricultura Ganadería y Alimentación (MAGA),  donde se estableció centros de aprendizaje sobre nuevas técnicas para mejorar el sistema de producción de cultivos.

-Municipalidad de Santa Cruz La Laguna, con el aporte de un terreno.

-Cadena de pizzerías Vesuvio, aportó el “capital semilla” para financiar la construcción de varios invernaderos y macrotúneles. El apoyo de Vesuvio continúa a la fecha, pues a través de una alianza, son compradores directos de toda la producción de tomate, hongos ostra y albahaca.

-En cuanto al café, Fundación Castillo Córdova apoyó con entrenamientos enfocados en la mejora de las prácticas agrícolas relacionadas con su producción. Para ello se contó con el apoyo de la finca Santa Rosa en Huehuetenango. A esto se suma la producción de 25,000 plantas de café para la renovación de cultivos o implementación de nuevas parcelas.

-Otra de las contribuciones en el campo agrícola fue la producción de apiarios en Pajomel, de los cuales se generó miel para consumo y comercialización, lo cual incidió en el aumento de los ingresos familiares de los participantes en esta iniciativa.  Se puede mencionar, además, la ayuda que se brindó para establecer estanques piscícolas que funcionaron como un modelo de producción de peces en las casas de algunas familias para diversificar tanto los ingresos familiares y como el autoconsumo.

En estas actividades agrícolas y artesanales participan 67 habitantes de Tzununá y sus familias se han visto beneficiadas con estas producciones.

Turismo comunitario

El objetivo de este componente fue organizar a un grupo comunitario con el fin de promover la exploración turística de la microcuenca Tzununá ya que no existía una organización con este enfoque a pesar de que el lugar tiene cualidades turísticas.  En total, estos cuatro programas lograron que a la fecha 165 personas estén involucradas en proyectos empresariales que ahora les abren las puertas para aumentar sus ingresos. A la vez, mejoran la calidad de vida de sus familias gracias a la capacidad de contar con más recursos para mejorar su nutrición, con lo cual se cumple el enfoque primordial del Proyecto Tzununá.

Futuro prometedor

La calidad y capacidad de la infraestructura que se construyó como parte del Proyecto Tzununá ha suscitado el crecimiento de la microeconomía de la comunidad debido al aumento del flujo de personas que acuden a las mismas. Sumado a ello, se ha visto el surgimiento de negocios independientes originados por la dinamización de la microeconomía del lugar. Por ejemplo: ferreterías, tiendas, restaurantes, hostales y servicios de transporte en tuc-tuc.

Fundación Castillo Córdova sigue apoyando a Tzununá y brindará el acompañamiento para inaugurar, a mediano plazo, una pizzería, un café, un muelle flotante y una variedad de áreas comerciales que brindarán oportunidades laborales a varias personas y constituirán una entrada económica para la Asociación de Vecinos de Tzununá, la cual utilizará los fondos para los planes de mejora continua y la sostenibilidad de la comunidad.

¿Quiéres ser voluntariado de los proyectos sociales de Fundación Castillo Córdova?

Haz Click y sé parte de éstas experiencias-> http://www.fundacioncastillocordova.org/voluntariado