La María Chula que causo controversia en redes

Por:  Julia González

Una denuncia realizada por parte de la Comisión Presidencial Contra la Discriminación y Racismo (Codisra) a la tienda en línea María Chula, en la que se venden productos con tejidos mayas, causo la indignación de gran cantidad de internautas, quienes a su vez mostraron su apoyo a María Andrea Flores.

Los argumentos por parte de las autoridades de Codisra, para presentar una denuncia al Ministerio Público, sostenían que, bajo el análisis del contexto el nombre María Chula era utilizado como parte del lenguaje discriminatorio contra las mujeres que portan indumentaria maya.

Las autoridades de Codisra indicaron que el nombre María, es un término peyorativo utilizado para referirse a mujeres indígenas que utilizan traje típico, puesto que anula su identidad individual. Por otro lado, señalan que el adjetivo chula, es utilizado para nombrar despectivamente a las mujeres indígenas que trabajan de empleadas domésticas, y que además implica paternalismo

Por su parte algunos de los usuarios en redes sociales manifestaron su molestia expresando que es ofensivo que la comisión diga que el nombre María es peyorativo, puesto que varias mujeres se llaman así.

La emprendedora María Andrea Flores, quien empezó su negocio en línea en octubre del año pasado, se disculpó públicamente e incentivo a la población guatemalteca en general a respetar la cultura, la identidad y la dignidad de los pueblos indígenas, además de aclarar que en bajo ninguna circunstancia pretendía herir o fomentar el racismo.

“Nunca fue esa la intención del nombre María Chula.  María, se relaciona a mi nombre -María Andrea Flores- y chula busca inspirar a las guatemaltecas a sentirse bonitas”, aseguró Flores.

“Somos amantes de Guatemala, quienes con locura buscan inspiran a representar la belleza guatemalteca a través de colores, texturas y únicos diseños los cuales se adaptan día a día a las nuevas tendencias y lograr así colocar nuestra Guatemala en alto”, se lee en la descripción de la página.

 

Fuentes consultadas: Prensa Libre / Soy 502 / Siglo 21